Las 7 leyes energéticas del Kybalion y su importancia en el proceso alquímico del Ser

Fuente de la imagen Pixabay
Sé el cambio que quieres ver en el mundo, transforma tu mente, transforma tu vida


Las 7 leyes energéticas del Kybalion son principios fundamentales que guían el crecimiento y la evolución personal. Estas leyes, basadas en la filosofía hermética, nos enseñan sobre la vibración, la correspondencia, el ritmo, la polaridad, la causa y efecto, el género y el mentalismo. Siguiendo estas leyes, podemos alcanzar un mayor entendimiento de nosotros mismos y del universo que nos rodea. 

Es importante estudiar y reflexionar sobre los siguientes principios y leyes para poder aplicarlos de manera efectiva en nuestro camino hacia la autorrealización.


Principio del Mentalismo: “El Todo es Mente, el Universo es mental”.

Nuestros pensamientos crean nuestra realidad, somos exactamente lo que pensamos.


Principio de Correspondencia: "Como es arriba, es abajo; como es adentro, es afuera".

Todo lo micro es fiel reflejo de lo macro. Siempre hay una cierta correspondencia entre las leyes y los fenómenos, entre los estados del ser y de la vida. Todo está correlacionado. Todo es proyección. 


Principio de Vibración: "Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra".

Todo está en movimiento y nada permanece inmóvil. Todo tiene una vibración; cuanto más alta sea ésta, más elevada es su posición en la escala. La vibración del espíritu es de una intensidad infinita que prácticamente puede considerarse como si estuviera en reposo; de igual manera que una rueda que gira rápidamente parece que está sin movimiento. Y en el otro extremo de la escala hay formas de materia densa, cuya vibración es tan débil que parece también estar en reposo. Entre ambos polos hay millones de grados de intensidad vibratoria.


Principio de Polaridad: "Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse". 

Todo es dual y tiene dos polos, dos caras de la misma moneda y, los "opuestos" son en realidad, los dos extremos de la misma cosa. Frío y calor son una misma cosa: temperatura; con una diferencia de diversos grados entre ambos. El "bien" y el "mal" no son sino los polos de una misma y sola cosa.


Principio del Ritmo: "Todo fluye y refluye; todo tiene sus periodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación". Ley del péndulo.

Todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta; un flujo y reflujo, una oscilación de péndulo entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de polaridad. Una acción genera una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. Y esta ley rige para todo; soles, mundos, animales, mente, energía, materia. Se manifiesta en la creación como en la destrucción de los mundos, en el progreso como en la decadencia de las naciones, en la vida y, finalmente, en los estados mentales del hombre.


Principio de Causa y Efecto: "Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley".

En pocas palabras, a todo efecto le corresponde una causa


Principio de Generación: "La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos".

La generación se manifiesta en todo y siempre están en acción los principios masculino y femenino; en el plano físico, mental y espiritual. Este principio obra siempre en el sentido de generar, regenerar y crear. Cada ser contiene en sí mismo los dos elementos de este principio.


Para finalizar, estas leyes no actúan de manera aislada, sino que interactúan entre sí para influir en nuestro desarrollo espiritual y evolución personal. Al aplicar estos principios en nuestra vida cotidiana podemos alcanzar un crecimiento espiritual y una evolución personal significativos. Es importante considerar estas leyes herméticas como guías para vivir una vida más consciente y en armonía con el universo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario